CONGRESOS y CONFERENCIAS

Cultura periodística en América Latina

Al hablar de cultura periodística debe partirse del concepto de cultura general desarrollado en la región de América Latina. El concepto de “cultura” debe ser visto como un concepto dinámico, cambiante, reflejo del paso del tiempo y las transformaciones sociales. Si nos centramos en el análisis de los últimos años del siglo XX y principios del XXI, podemos observan que uno de los núcleos fundamentales vertebradores del cambio ha sido la comunicación.

Debido a la inestabilidad política, ideológica, social y económica que ha existido en la región, la comunicación ha actuado como eje del rotor basado en 1) las autocracias –gobiernos donde la autoridad recae en una sola persona sin ningún tipo de límite-; 2) los caudillismos –fenómenos políticos surgidos en el siglo XIX y que se extendieron en algunos países de la región latinoamericana hasta finales del siglo XX. Basado en el gobierno de un líder que llega a gobernar a partir de mecanismos informales y apoyado por gran parte del pueblo-; 3) las guerras de liberación –basadas en el antiimperialismo, la dependencia neocolonial económica y los procesos de liberación nacionales surgidxs a lo largo del siglo XX en América Latina-; y 4) las guerras civiles –enfrentamientos bélicos donde se enfrentaban dos grupos políticos contrarios de un mismo país. En algunos casos de América Latina se produjeron con el objetivo de secesión de parte de un territorio en las guerras de descolonización-.

Este nuevo constructo comunicacional se ha erigido como punto clave en el momento en el que el pueblo ha sido consciente 1) de la necesidad de ejercer un rol activo dentro de su sociedad y 2) de las necesidades creadas a todos los niveles. Situación que ha propiciado un cambio generador de movimientos sociales libertarios basados en la autodeterminación. Esta capacidad de autodeterminación se fundamenta en la posibilidad de educación que posee cada una de las personas que forma “parte activa” de la sociedad en la que vive; y de la formación y la educación que recibe. Aún hoy, existe el riesgo de que la “sociedad civil” latinoamericana vuelva a adquirir el rol pasivo del pasado, y que la Democracia actual basada en una política social en la mayor parte de los países de la región latinoamericana se derrumbe.
Evidentemente, poder afianzar estas Democracias supone quitar muchas piedras del camino. Algunas de estas piedras se apuntalan en la falta de una cultura política y cívica generalizada por parte de la sociedad. Porque hoy en día, todos los partidos políticos, los medios de comunicación y la sociedad en general discuten sobre la Democracia, pero existen múltiples variantes de esta. Tantas como regímenes políticos. Este carácter plural es el que provoca que hoy en día los países más desarrollados del mundo detenten un régimen democrático. En el caso de Ecuador, existe un régimen político basado en una Democracia Representativa en la que la tarea gubernativa se desarrolla por medio del sufragio y la representación se basa en un sistema presidencialista. Lo que provoca que el ciudadano ecuatoriano tenga derecho al voto, pero que no tengo acceso a la decisión final que es tomada por el presidente.

Lo que se pretende mostrar, a través de las líneas escritas anteriormente, es que las Democracias en los distintos países no son ni mejores ni peores, son diferentes. Al igual que la comunicación que se practica.
De forma que se debe entender que la región latinoamericana, desde el punto de vista mediático, se presenta más diversa que homogénea (Buckman, 1996). Al estudiar al periodista y al periodismo en América Latina resulta complicado establecer un marco estructural común que defina a todos estos países (Mellado Ruiz, 2009b); los dos rasgos más ostensibles, probablemente, son la existencia de unas sociedades plurales y la fuerte influencia de la Iglesia católica (Winn, 2006). A continuación enumeramos algunos rasgos sociales generales que caracterizan a la región iberoamericana:

1) Inestabilidad democrática, determinada por las constantes rupturas institucionales de sus sistemas políticos nacionales que, hasta ahora, no han permitido que la democracia haya sido estable, consistente y permanente (Pinto, 2008). La inestabilidad democrática se ha acompasado de una inestabilidad sociopolítica, con intervenciones militares en algunos casos, que han frenado los impulsos de desarrollo dentro del periodismo, su formación y estudio (Mellado Ruiz, 2009b).

2) Influencias del viejo continente. En segundo lugar la región latinoamericana se distingue porque en su seno encontramos grandes influencias de la cultura latina procedente del sur de Europa, especialmente de España y Portugal (Buckman, 1996). En buena medida aún es posible apreciar la reproducción de algunas características distintivas –propias del sistema mediático de la Europa del Sur–, en los medios latinoamericanos: un bajo nivel de circulación de periódicos, una larga tradición del periodismo abogado, la instrumentalización de los medios de propiedad privada, la politización en la regulación de las transmisiones públicas y las gestiones mediáticas, y el limitado desarrollo del periodismo como una profesión autónoma (Hallin y Papathanassopoulos, 2002: 176). 3. Injerencias dominantes. Por último América Latina se ha caracterizado por la implantación de modelos económicos externos (Europa y Estados Unidos) vinculados a procesos sociales y aperturas culturales subordinadas a países hegemónicos (Mellado Ruiz, 2009b: 194).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s