Filosofía de la movilidad: «Migrantes de tiempo»

¿Qué relación tienen los números -fechas- 1978 y 2022? Mucha más de la que pudiera creerse sin un análisis profundo espacio/temporal. No, no me he vuelto loco ni he sido poseído por el demonio de la física filosófica. La matemática de la historia plantea la evolución desde un punto de vista cíclico. Sin embargo, esta está obligada a abrazar las analogías numéricas que dictan los pasos dados por el tiempo en su relación a las personas. Lo sé. Es más fácil ver un partido de fútbol en el bar con los colegas. Incluso, en el estadio. Ese lugar donde los hinchas se estructuran en escuadrones de la muerte. El (in)consciente colectivo machaca la libertad individual a pensar. A dudar [Kierkegaard].

La migración es un fenómeno estudiado parcialmente. Como el resto de realidades y quimeras. Aún no se halló la archibuscada fórmula única que explica y conecta todos los “prodigios” conocidos: teoría del Todo. El todo absoluto que gestiona los sentimientos y los credos. Metafísica. ¿Por qué piensas que la movilidad humana está asociada tan solo a un concepto espacial? De x a y. De y a x. -pasando por c-. Los años del plomo de finales de los ochenta en España [1978-1980] ya habían acontecido en Italia entre la década de los sesenta y ochenta. ¿Casualidad? No. Analogía numérica. La(s) historia(s) no son lineales. Incluso, ni paralelas. Las personas llegan, van, pasan; viven su época histórica individual, familiar, social, política, cultural, económica. Crecen y experimentan su propia historia. Migran con ella. Migración temporal. Y, condicionados por la “Europa de Pandora”, buscan “evolucionarla”. O, al menos, apreciarla de un modo más intenso, personal.

¡Todos somos migrantes de tiempo! No hay réplica posible a esta afirmación. Si llueve y digo que llueve, ¿eso significa que estoy a favor de la lluvia? No. Tan solo intento exorcizar un “problema de época”. ¿Pertenezco al siglo XX o al XXI? ¿Determina más mi origen temporal que mi tiempo de paso? Nacido en 1978 en el sur de España. Fecha clave para la historia de este país. Origen temporal. Las dos últimas décadas del pasado siglo moldearon los veintidós primeros años de mi existencia física. Mi historia en el siglo XX. ¿Vivido en 2022? Zürich (Suiza), a caballo con Milán (Italia) y parte de Europa y América Latina. Periodo de paso influido por los veintidós años previos vivenciados en el siglo XXI y, por supuesto, los veintidós transcurridos en el siglo XX. Acumulación. ¿Superposición?.

El acto sexual se mide por tiempo más que por espacio. Sí, se puede follar sobre la lavadora, pero no es lo mismo si en el momento que te corres -se corre- está centrifugando. ¿Qué ocurriría si el orgasmo durara cinco horas? Ablación. Todo acto es temporal y “epocal”. Así es juzgado. ¿Puede mutar o migrar la temporalidad de cada individuo? ¿Individua? En esta época, era, etapa se me quema(rá) en la hoguera del ostracismo. Este acto… también es temporal. Postergación. Resurgiré como lo hicieron las brujas asadas a la parrilla en los siglos XVI y XVII en Europa. Tanxugueiras.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s